GALERIA

La Competición. Arte o Deporte


Actualmente la competición es una parte más del Muay Thai y no tiene por que ser perjudicial para el arte marcial si se tienen las ideas claras.

La vida es competición, por lo que las competiciones deportivas utilizadas como elementos de autovaloración y de superación personal, enseñan a los individuos a poder conocer mejor tanto sus potenciales como sus limitaciones. 

El peleador en su etapa deportiva se desarrolla como atleta. Lo importante está en el perfeccionamiento externo, es decir, en la realización de ejercicios gimnásticos muy difíciles.

Otros, en cambio, piensan que la filosofía de la competición es totalmente opuesta a las artes marciales, y que ambas son totalmente incompatibles.

Personalmente, pienso que la competición es importante, pero nunca obligatoria, siempre y cuando, la ansiedad generada por ganar las competiciones, no afecte a la perdida del carácter fundamental de este noble arte.

El Muay Thai se basa en 108 técnicas fundamentales, sobre las cuales, cada instructor “ construye “ el desarrollo de las habilidades más adecuadas para cada competidor.

Esto, nos sólo dependerá de sus características físicas, sino que también influirá su propio carácter y sus ganas de trabajar.

En definitiva, un competidor de Muay Thai es un atleta con una voluntad fuera de lo común, con una particular frialdad y resistencia tanto mental como física.

El Muay Thai, es un deporte de combate, donde la técnica, táctica y estrategia, juegan un papel fundamental, como si una partida de ajedrez se tratase.

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario

Mundo Combate

Mundo Combate, primer periódico digital del deporte de combate y las artes marciales de España